CCA

El comercio necesita mejorar

12 Mayo 2015

La despoblación del casco histórico ha sido uno de los frenos al desarrollo inversor Abren nuevos negocios pero también son muchos los que cierran sus puertas El CCA ha presentado sus propuestas a todas las formaciones políticas locales
El comercio local necesita despegar, es una evidencia que a nadie se le escapa y basta con dar una vuelta por alguna de las calles comerciales del centro para ver la cantidad de locales vacíos que existen, algunos en lugares privilegiados que aún así llevan años cerrados a cal y canto.

Varios son los factores que han contribuido a crear esta situación, el principal el progresivo abandono del casco antiguo, con la proliferación de viviendas en el extrarradio, y también otros como el elevado precio que se pide por el alquiler de algunos locales y la presión fiscal a la que se enfrentan muchos emprendedores.

El Centro Comercial Abierto (CCA), colectivo que agrupa a la mayoría de empresarios del sector comercial de la ciudad, ha mantenido en las últimas semanas una ronda de encuentros con todos los partidos que concurren a las municipales para trasladar a sus alcaldables su visión del problema y exponerles algunas medidas que en su opinión podrían ayudar a mejorar la situación.

Así, el colectivo de empresarios pide en primer lugar "una pronta aprobación y puesta en marcha del Plan Especial del Casco Histórico (PEPRICHYE)", ya que considera este documento como "una herramienta vital para el desarrollo del centro histórico. No contar con él supone la paralización de la inversión en el casco histórico y la burocratización de los trámites para licencias tanto de aperturas como de obras. Incluso para algo que puede parecer tan sencillo como pedir autorización para pintar la fachada de un local o colocar un toldo en un escaparate comercial dependemos de la autorización previa de la Delegación Provincial de Cultura en Cádiz, por lo que los trámites son más lentos", señalan.

El colectivo pide también un plan de rehabilitación y repoblación del centro histórico. "El comercio y la actividad económica se originan y mantienen donde hay vida y la mayor parte de la vida de un barrio o zona la dan sus vecinos", recuerdan.

De cara a una mejor accesibilidad en la ciudad y direccionalidad del tráfico, manifiestan desde el CCA la importancia de que El Puerto cuente con una buena información de sus recursos, para lo que sería necesaria la señalización de los accesos al centro histórico, al centro comercial abierto y a los recursos turísticos (monumentos, playas, puerto deportivo, etcétera).

En cuanto a la mejora en el entorno del centro histórico como área patrimonial, cultural y turística, el CCA propone un dispositivo especial para el mantenimiento urbano en ese área, con la uniformidad del dispositivo de limpieza y un proyecto para la homogenización estética en cuanto al pavimento, mobiliario urbano e iluminación.

El colectivo propone también, en cuanto a equipamientos comerciales y turísticos, que el centro histórico sea considerado área preferente para el desarrollo e inversión en equipamientos comerciales, dotándosele de herramientas que faciliten la implantación de empresas en el mismo, la renovación del Mercado de Abastos, la adecuación de locales de gran tamaño no susceptibles de ser ocupados por franquicias como viveros de comercios, la creación y dotación de una oficina integral de servicios en el área CCA para dar servicios a empresarios y a clientes, así como la creación de equipamiento turístico-comercial en la Bodega de Cuesta, en la confluencia entre la calle Palacios y la Plaza de España. En cuanto a los equipamientos turísticos, piden establecer medidas para posibilitar la gestión privada de recursos culturales y patrimoniales cerrados, que permitan su puesta en valor como elementos para el fomento del turismo de calidad todo el año, así como una actuación pública en aquellos a los que no opte la empresa privada por su falta de rentabilidad directa.

El CCA solicita además mayor protagonismo para las Concejalías de Turismo y Comercio en el organigrama municipal "para facilitar el desarrollo económico", considerando turismo y comercio como los pilares básicos de la economía portuense, así como una mejor coordinación entre concejalías, la eliminación de las trabas burocráticas, la agilización de los trámites administrativos y posibilitar el cumplimiento electrónico de las obligaciones.

Finalmente, proponen dar participación activa al colectivo empresarial en el desarrollo de todas estas propuestas y seguir trabajando en el formato público-privado de Centro Comercial Abierto "como fórmula de cooperación, integración de recursos, generador de servicios y agente dinamizador", concluyen.