CCA

Información nuevo sistema de control de Tráfico

01 Febrero 2011

0000748977_560x560_jpg000Las cámaras de control del tráfico tardarán aún meses en funcionar.
El Ayuntamiento ultima ahora el método de trabajo para autorizar el paso a residentes, comerciantes y servicios públicos · Una vez en marcha, el sistema tendrá un periodo de rodaje sin sanciones
 

 

El sistema de control de accesos, nombre técnico del circuito de vigilancia mediante cámaras que se encuentra ya prácticamente instalado en varias zonas peatonales de la ciudad, se presentó ayer públicamente aunque aún faltan varios meses para que entre en funcionamiento, ya que ahora tendrá que ponerse en marcha una larga lista de preparativos y sesiones informativas a todos los afectados para que finalmente este dispositivo pueda resultar útil.




0000748977_560x560_jpg000




Los encargados de presentar el sistema fueron los concejales de Mantenimiento Urbano (Alfonso Candón), Policía Local (Carlos Montero) y Comercio (Francisco Aguilar), ya que las tres áreas están trabajando juntas para su implantación. En pocas palabras, una vez que las diez cámaras estén en funcionamiento, funcionarán leyendo las matrículas de todos los vehículos que accedan a las zonas de preferente uso peatonal, de manera que aquellos vehículos privados que no estén autorizados para ello, serán multados automáticamente. Las cámaras se ubican en la calle Pagador (entre San Francisco y Federico Rubio); Plaza de España; Vicario hacia Ganado (con acceso al parking); nevería con Ganado; Ribera del Río con Javier de Burgos; avenida de la Bajamar y Misericordia con Palacios. Sólo podrán tener autorización para circular por alguna de estas zonas los residentes con garaje, servicios públicos, carga y descarga o usuarios de aparcamientos públicos o de establecimientos hoteleros.

El concejal de Mantenimiento Urbano, Alfonso Candón, estimó en unos tres o cuatro meses el tiempo que resta aún para que las cámaras comiencen a funcionar, y una vez en marcha el Ayuntamiento dejará un plazo de pruebas de unos seis meses en el cual los infractores no serán multados (salvo en caso de reincidencia), sino que recibirán una carta advirtiéndoles de la infracción. Una vez pasado ese plazo, cualquier infracción será sancionada.

Ahora queda por delante un largo proceso informativo a los sectores afectados (comerciantes y vecinos, sobre todo) y habilitar el mejor sistema para que los hoteles, parking y otros establecimientos comuniquen a las autoridades competentes el listado diario de vehículos autorizados. Hay que destacar que los hoteles, comercios y algunas empresas dispondrán de un acceso web al sistema en el que podrán anunciar la visita de proveedores o clientes, de manera que las autorizaciones puntuales sean lo más ágiles posibles. Para ello, los ediles implicados visitarán en breve algunas ciudades en las que este sistema ya está implantado, como Badajoz, para conocer de primera mano los detalles de su aplicación.

Y es que aún quedan muchos flecos por determinar, por ejemplo qué ocurrirá en casos como el de la calle Ganado, en plena zona peatonal, donde no está muy claro aún cómo se podrá permitir que algunos usuarios acerquen hasta la puerta a personas mayores o impedidas sin recibir una multa a cambio.

La instalación del sistema, que se ha financiado con cargo a varios programas diferentes (Urbanismo Comercial y fondos estatales, entre otros) ha tenido un coste de 350.000 euros.

Aunque los ediles no aclararon a cuánto asciende la sanción por circular por las zonas peatonales, sí dijeron que las mismas ya están claramente señalizadas de manera que hoy por hoy cualquier vehículo puede ser sancionado si no respeta las indicaciones, como ocurre por ejemplo en la avenida de la Bajamar, por donde sí circulan autobuses pero no pueden hacerlo vehículos privados. De hecho desde el pasado verano la Policía Local ha impuesto ya numerosas multas en dicha avenida, la mayoría por importe de 200 euros.